Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Los deseos ridículos

souhaits

 

Texto: Versión de Martes de cuento sobre el clásico de Charles Perrault “Les Souhaits ridicules”

Charles Perrault, (1628-1703), publicó este cuento en 1697 en la recopilación Contes de ma mère l’Oye en 1697, si bien ya lo había publicado anteriormente en una versión independiente.

Este cuento es muy popular y, con variaciones, es frecuente en muchas culturas. Al parecer, su origen lo podemos hallar en el Panchatantra, una colección de historias escritas por los sabios brahmanes que tenían como fin la educación de príncipes.

En el cuento original, el protagonista es un tejedor llamado Mantharaka que para poder alimentar a su familia intenta talar un árbol que es el hogar de un genio. Este, para impedirlo, le concede tres deseos. Él quiere pedir ser rey, pero su esposa lo convence de que pida al genio dos cabezas y cuatro brazos y poder, de este modo, duplicar su trabajo.

320px-Ravana

El genio se lo concede, pero al regresar al pueblo, la gente lo confunde con un Ráksasa se abalanza sobre él y lo mata.

Como en muchas otras ocasiones, el cuento fue sucesivamente suavizado hasta acabar siendo una historia con moraleja graciosa y final feliz orientado a un público infantil.

 

Ilustración:

No hemos podido averiguar quién es la persona que ha hecho esta ilustración. El dibujo lo hemos encontrado navegando por la red y nos hemos atrevido a usarlo porque está firmado, aunque el nombre es ilegible.

Si alguno de vosotros tiene datos del autor, os agradeceremos que nos lo diga y en caso de no poder utilizarla, por favor, comunicádnoslo también y la retiraremos de inmediato.

81_n_n_by_marusitaneko-d4vzur9

vuelve al cuento

4 comentarios el “Los deseos ridículos

  1. Aurora Losa
    05/08/2015

    Gracias una vez más por acercarnos esas leyendas tan antiguas (aunque a veces revisadas) que nos recuerdan que el ser humano no es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, es que es el único animal que, ignorando la teoría de Darwin, no evoluciona ni aprende de los errores de sus ancestros.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      07/08/2015

      😀 😀 😀 Además de verdad, tropezamos cien veces y aunque nos pongan una valla y luces de colores para señalar la piedra, volvemos a caer. ¡Un abrazo, Aurora!

      Le gusta a 1 persona

  2. Es verdad que la idea principal del cuento tiene múltiples versiones, el eterno insatisfecho que por fin encuentra sentido a su vida o un cruel castigo por avaricioso. Una moraleja aplicable a cualquier persona del mundo y del universo.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      04/08/2015

      Sin duda, que todos tenemos algo de insatisfechos y algo de avariciosos, porque todos estamos hechos con los mismos ingredientes, lo que varía son las cantidades 😀 😀 😀 😀

      Le gusta a 1 persona

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: