Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

La vasija agrietada

la_vasija_agrietada_dibujoenriquecarlos

Texto: Versión de Martes de cuento a partir de una leyenda hindú

Esta antigua leyenda, seguramente de sobra conocida por muchos de vosotros, siempre nos ha gustado por la filosofía que encierra.

Muchas veces, a lo largo de nuestra vida, hacemos las cosas convencidos de que hay una única forma de hacerlas y nos comparamos con los demás, desesperándonos si el resultado no es el mismo que ellos obtienen y olvidando que nuestra forma de trabajar puede ser tan o más válida que la de los otros. No nos damos cuenta de que no es necesario imitar a nadie —todos somos únicos e irrepetibles— y no somos conscientes de que al resultado final es posible llegar por distintos caminos.

Leyendo este cuento, aprendemos que jamás debemos perder de vista que lo que de verdad importa es hacer siempre nuestra labor, se la que sea, lo mejor que sepamos y podamos. Porque tal y como dice un sabio de Isla Imaginada: «el que hace todo lo que puede, no está obligado a más».

Ilustración: Enrique Carlos

Si un cuento encuentra la ilustración perfecta, es como si creciera. Y la imagen que acompaña a este, sin duda, lo ha hecho más grande.

¡Muchas gracias, Enrique Carlos, por ampliar las fronteras de Martes de cuento con tu trabajo!

17103656_935778323191799_9031824283567078589_n

Y es que buscar una ilustración para un cuento es siempre una tarea muy difícil y cuando das con ella, cuando la contemplas y dices: «¡Es esta!», Isla Imaginada crece también.

Fue esto lo que nos pasó al ver la ilustración que Enrique Carlos hizo para «La vasija agrietada», supimos de inmediato que solo podía ser esa. Nos enamoramos al instante de todos los detalles: de la cara del monje, que transmite bondad y paz; de la carita apenada de la vasija, que a pesar de su grieta intenta trabajar lo mejor posible y de esas preciosas flores que entre ambos han hecho crecer a lo largo del camino. La mezcla de personajes dibujados y flores fotografiadas da como resultado una ilustración innovadora y diferente, en la que los distintos elementos se conectan de un modo muy original.

La luz de Sevilla, su lugar de residencia, ilumina las ilustraciones de Enrique Carlos, que en su larga trayectoria profesional ha dejado muestras de su arte en trabajos para grandes editoriales como Anaya, Santillana, Edebé, Grijalbo o Vicens Vives.

Su buen hacer profesional, le valió quedar finalista en el Premio Iberoamericano de Ilustración XXIV IBBY y también en la XVIII Edición del Premio de Cuentos Ilustrados Diputación de Badajoz de 2015.

Que no os sorprenda si, cualquier día, encontráis sus ilustraciones al abrir un libro de texto, una novela, un álbum ilustrado, un cómic… O si al hojear un día la revista «El Jueves» o el periódico «ABC» leéis su nombre al pie de una viñeta.enrique_carlos_vocabulario_2

Además, Enrique Carlos tiene nuevos proyectos en marcha. Desea ir aún más allá y ahora mismo está ultimando los detalles de la publicación de su primer libro en el que tanto el texto como las ilustraciones son de su autoría.

En el momento en el que vea la luz, os informaremos puntualmente, porque estamos seguros de que será una obra en la que palabras y colores establecerán un diálogo más que interesante.

Y mientras esperamos ese momento, será mejor que no le perdamos la pista. Encontraréis a Enrique Carlos en su blog y en sus cuentas de LinkedinFacebook e Instagram.

Gif: Animation Factory

monk_holding_flowers_lw

vuelve al cuento

6 comentarios el “La vasija agrietada

  1. Julie Sopetrán
    09/03/2017

    Eres genial Enrique Carlos, me encanta lo que haces, te felicito y te mando mi abrazo. Y para ti, Nona, felicitarte también por lo bien que elijes los cuentos, por lo que nos aportas. Este cuento, leyenda, es una verdadera delicia. Besos amiga.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      11/03/2017

      🙂 Me alegra que coincidamos en los gustos, Julie. Y, en este caso, del todo. Me encanta la obra de Enrique Carlos y me gusta esta leyenda, que me recuerda que toda persona tiene algo bueno que ofrecer, incluso aunque a simple vista creamos que está «agrietada».
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Bienvenido Enrique Carlos a la Isla Imaginada y mi enhorabuena por acertada ilustración y amplio currículo.
    Y a ti Nona, como siempre, gracias por ponernos en antecedentes sobre el cuento del día y darnos también a conocer a Enrique.
    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      09/03/2017

      🙂 Gracias, Isabel, por tus palabras.
      No sabes lo contenta que estoy de que Enrique Carlos forme parte de Isla Imaginada.
      ¡Ha llenado de flores la isla y Martes de cuento!

      Me gusta

  3. Enrique Carlos
    07/03/2017

    Muchísimas gracias, Martes de Cuento, por la oportunidad de colaborar con vosotros en este proyecto tan fantástico y por tantas palabras bonitas.
    ^___^

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      07/03/2017

      Nos encanta que formes parte de esta comunidad que ahora ya es también la tuya.
      En esta Isla Imaginada, poblada de escritores, ilustradores y lectores, ya tienes un espacio propio que esperamos que crezca en el futuro 😉

      Me gusta

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: