Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

La historia de Kaguya-Hime

miyabi_by_aruarian_dancer

Texto: Versión de Martes de cuento de una leyenda japonesa

Nos hallamos ante un relato etiológico que intenta ofrecer al lector una explicación de por qué sale humo del Monte Fuji.

mountfuji

Monte Fuji sobresaliendo de un mar de nubes

Esta montaña de 3.776 metros, la más alta de Japón, es, en realidad, un volcán que permanece activo, aunque la última erupción se produjo el 16 de diciembre de 1707. Se trata del monte sagrado nipón por excelencia, a la cima del cual no pudieron acceder las mujeres hasta finales del siglo XIX. Cuenta con una compleja y amplia mitología y se dice de él que es el eje que une cielos y Tierra.

Su inconfundible perfil y su peso cultural y religioso, han hecho mundialmente famoso este monte y lo han convertido en un icono recurrente en el arte japonés —podéis ver, por ejemplo, la obra de Katsushika Hokusai o Utagawa Hiroshige, entre otros.

23_-_the_sea_off_satta

Grabado de Hiroshige, Vista del monte Fuji desde la Bahía de Suruga (1858)

De esta leyenda existen diversas versiones, en las que, sobre todo, difiere el final. Nosotros hemos hecho también el nuestro, que esperamos que no os defraude. De las otras que hemos encontrado, os dejamos un breve resumen.

En una, se cuenta que el humo del volcán japonés tiene su origen en la furia de la princesa Kaguya, encerrada por el Emperador en un espejo. En ese relato, la princesa recibe el humo de la carta de amor que quema el Emperador y, al no poder regresar a la Tierra, decide convertir el planeta en un erial oscuro y sin tiempo, para poder vivir en él. A fin de impedirlo, el Emperador encarga a un monje llamado Miatsu que la encierre en un espejo, que se conoce desde entonces como Espejo de la vida o Espejo de la Luna. Para liberarse, la princesa pide ayuda a los habitantes de la Luna, que provocan la erupción del monte Fuji concentrando en él la ira de la princesa. No obstante, su rabia no es suficiente, así que debe esperar a que se acumule en su interior para hacer estallar de nuevo el volcán. Es por ese motivo que cíclicamente el Monte Fuji despierta de su letargo.

En otra, el cortejo que baja a buscar a Kaguya ofrece a la princesa unas gotas del elixir de la vida para que los recuerdos de su paso por la Tierra se borren para siempre. Pero antes de tomarlo, ella escribe una carta al Emperador contándole por qué debe marcharse y, junto a su carta, le envía un astilla de madera impregnada con unas gotas del elixir de la vida. El Emperador, abrumado por la pena, le escribe unos versos a su amada y ordena quemarlos, junto con la astilla, en el monte más alto de Japón, puesto que no desea vivir eternamente sin Kaguya-Hime. Unos emisarios escalan el monte y queman la astilla y el mensaje de amor del Emperador para que ascienda a los cielos. Desde entonces, a ese monte se lo conoce con el nombre de monte Fuji (sin fin) y su humo asciende, de vez en cuando, hasta el cielo.

La leyenda de Kaguya-Hime (La princesa Kaguya), también conocida como Taketori Monogatari (La historia del cortador de bambú), es muy famosa en Japón, ya que se trata de la primera obra literaria de ficción en prosa. Tal es la fama de la princesa Kaguya, que aún en la actualidad la podemos encontrar en películas, videojuegos, manga, anime…

El primer relato de la princesa Kaguya que nos llega en soporte físico fue fijado sobre pergamino durante el siglo XVI, aunque proviene de la tradición oral y se cree que se compuso alrededor del siglo X dec.

imagen-2

Este cuento sirvió de inspiración a otras composiciones literarias en el país del sol naciente, ya que con él se inauguraron los monogatari (historia, relato),  un nuevo género de la literatura japonesa de relatos breves con poemas intercalados escritos en kana en lugar de en logogramas chinos.

Algunos expertos creen que esta historia podría haber sido compuesta por una mujer, ya que la escritura kana se desarrolló a partir de la simplificación de los más de ochenta mil ideogramas chinos que se utilizaban para transcribir el japonés, debido a que se pensaba que una mujer era incapaz de aprenderlos todos.

Ilustración: aruarian-dancer

Gif: Sheherazade

giphy-2
vuelve al cuento

23 comentarios el “La historia de Kaguya-Hime

  1. Lord Alce
    23/11/2016

    Siempre es satisfactorio ver/leer un “making of”
    No, en serio, tu cuento (ya lo dije) está muy bien escrito y tu invitación a la cocina en este post lo completa a la perfección 😉

    Le gusta a 1 persona

  2. juanicasco
    22/11/2016

    Siempre aprendiendo. Gracias por ilustrar tan bien el origen de los cuentos que son parte de nuestra cultura. Y felicidades por la ilustración ¡Es una maravilla!

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      23/11/2016

      Aprender es algo que creo que jamás terminamos de hacer. A cualquier edad hay universos nuevos que descubrir. ¡Gracias por explorar algunos a mi lado, Juani!

      Me gusta

  3. A. Losa
    22/11/2016

    De nuevo enhorabuena por la adaptación y gracias por descubrirnos esas tradiciones orales que van más allá de nuestras fronteras. Este cuento me gusta especialmente porque tiene esa parte de mito para explicar algo real como es la erupción de un volcán. Maravilloso lo que compartes con nosotros.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      23/11/2016

      A mí también me gustan especialmente los relatos de este tipo, en la que todo lo que nos rodea tiene una vida secreta apta solo para los iniciados 😉 La naturaleza, entonces, cobra una dimensión diferente; tiene alma, la percibes de otro modo y te es más difícil verla solo como algo inerte, algo para explotar únicamente en tu beneficio. Gracias por estar siempre cerca, Aurora.

      Le gusta a 1 persona

  4. Mi enhorabuena por este meritorio trabajo bibliográfico que da cuerpo al entendimiento, personalmente lo agradezco muchísimo.
    La fotografía que has elegido del monte Fugi es impresionante.

    Y mii felicitación a aruarian-dancer por la ilustración, que es bellísima.

    Nona, puedes sentirte orgullosa de tu trabajo.
    Un abrazo muy fuerte,

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      23/11/2016

      La foto del monte entre las nubes también me pareció a mí espectacular, es como si de verdad la montaña traspasara el cielo J¡Me alegra que te guste! Tú, que sabes captar tan bien el alma de la naturaleza con tus fotografías, habrás visto mucha poesía en ella 😉

      Gracias por valorar mi trabajo, que siempre ha estado ahí, pero sin compartir por miedo a ofrecer un exceso de información en una época en la que, en general, se lee deprisa y corriendo y sin reflexionar demasiado. Creo que, muchas veces, la inmediatez de la información reinante nos impide profundizar y aprender 😉  ¡Un abrazo, Isabel!

      Me gusta

      • Siempre leo detenidamente cuanto me interesa, Nona, y tu trabajo entra en ese rango.
        Sé lo que cuesta, el tiempo que lleva hacer una entrada y que es tiempo que restamos -porque nos gusta hacerlo- a otras cosas de la vida.
        En esta ocasión es muy fácil, además, encontrar a la poeta que eres en la versión del cuento, fotografía, ilustración, e información elegida.
        Mi enhorabuena y sinceramente:¡gracias!
        un fuerte abrazo.

        Le gusta a 1 persona

        • Martes de cuento
          23/11/2016

          Tú eres una lectora auténtica, de las que aprendió a amar las letras antes de Internet y de las que ya no hay muchas.
          No no sabes cómo agradezco que personas como tú amen los cuentos y elijan este blog para leerlos. ¡Un abrazo de tarde lluviosa! 😉

          Le gusta a 1 persona

          • Te cuento un secreto, Nona,
            que no es cuento pero que cuando lo cuento
            no puedo pensar más que en cuentos.
            Nací hija de libreros,
            me crie entre cuento y cuento,
            eso sí, nunca viví del cuento
            pero sobreviví, y soy lo que soy, gracias a los cuentos.

            Aprendí a amar el aroma del papel
            antes que el de las flores,
            y antes que las letras,
            degusté el sabor de las ilustraciones.
            Internet era un planeta por descubrir,
            la radio puso sonido a los cuentos,
            y entre lectura y lectura…
            la televisión asomó con otros cuentos
            que nada tenían que ver con las letras,
            mi juventud, y mis novelas de cuento.

            Y disculpa mi atrevimiento
            por estos versos de rima fácil
            es una forma de darte las gracias
            por las palabras que me dedicas
            de sincero agradecimiento.

            Buenas noches, miércoles de cuento.

            Me gusta

  5. Julie Sopetrán
    22/11/2016

    No lo conocía y me parece muy interesante por su inmensa cantidad de significados que tiene, sobre todo esa belleza intrínseca del Monte Fuji. Las causas, los efectos, las interpretaciones… Es precioso el cuento. Para mi, distante, como lo es toda la cultura japonesa. Pero un desafío para la mente, para pensar, para aceptar las costumbres de otras culturas. Gracias por este cuento, que volveré a la segunda lectura… También es preciosa la ilustración… Una vez más felicidades, Martes. Mi abrazo fuerte.

    Le gusta a 2 personas

    • Martes de cuento
      23/11/2016

      Me alegra que mediante una historia tan lúdica como estas hayas podido acercarte un poco a la cultura japonesa, a su geografía y te hayas podido sumergir en el lejano mundo oriental. También la literatura nos sirve para eso, para aprender, para que el gusanito de la curiosidad nos haga buscar más sobre aquello que leemos. ¡Un millón de abrazos!

      Le gusta a 2 personas

      • Julie Sopetrán
        23/11/2016

        Gracias a ti por motivarme. sí, me pasé más de una hora leyendo lo de las luchas entre japoneses y chinos. Interesante de veras.

        Le gusta a 1 persona

        • Martes de cuento
          23/11/2016

          Parece mentira lo enfrentados que siempre han estado y lo ligados que están sus destinos. Japón adoptó muchísimas cosas provenientes de la China que luego modificó e hizo suyas y que hoy nos parece mentira que fueran en su origen un copia 🙂

          Le gusta a 1 persona

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: