Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

La familia Ciem

Para Martes de Cuento

Texto: Amparo Escofet

La autora de esta semana plantó en mi alma una semilla de la que brotó uno de los primeros árboles mágicos nacidos en el bosque de mi infancia. Los cuentos que de niña escuché de sus labios me deleitaron. ¡Nunca tenía bastante! Retrocedo en el tiempo y me veo a mí misma, expectante, acercándome a ella y pidiéndole:  «¡Cuéntame un cuento!» Me miraba, sonreía y eso quería decir que la magia se ponía en marcha. Siempre tenía tiempo, me sentaba a su lado y el mundo desaparecía. Mis relatos preferidos eran los que inventaba especialmente para mí y que empezaban siempre con la misma pregunta: «¿Cómo se inventó…?» y, a continuación, yo decía… la nevera, los besos, la almohada, las nubes… Dijera lo que dijera, siempre tenía una historia fascinante que contarme que hacía mis delicias. Su desbordante imaginación hizo crecer la mía.

Tuve la inmensa suerte de vivir rodeada de personas mágicas, entre ellas Amparo, que me arroparon con libros, juegos, mimos y ternura y que me trasmitieron el amor por las letras y la lectura confiriéndome, con todo ello, la capacidad de volar con la imaginación. Personas extraordinarias que hicieron sensible mi alma a la belleza de la fantasía.

Ese bosque que plantaron dentro de mí, a pesar del tiempo transcurrido, permanece verde y se encuentra en la parte norte de Isla Imaginada. Cuando necesito paz, me dirijo a él y fantaseo bajo la sombra de los inmensos árboles que allí crecen. Árboles que vivirán mientras vivan mis recuerdos y mientras vivan los cuentos que, poco a poco, voy recogiendo en este espacio.

¡Gracias por este cuento, querida hermana! ¡Gracias por todos los cuentos!

 

Ilustración:  Marcos Ortega

Porque un cuento tan especial, merece una imagen muy especial, le pedimos ayuda a Marcos, cuyas ilustraciones muchos de vosotros disfrutáis a diario en su estupendo blog, y en menos de lo que cuesta contarlo, nos envío está magnífica “foto” tomada a Carlitos y Cloe, los dos hermanos Ciem, con sus recién estrenados calcetines.

Si todavía no seguís el Diario de un dibujante, os aconsejamos que os deis un vuelta por él, porque el mundo de Marcos desborda alma en sus ilustraciones y en sus comentarios. A nosotros nos fascina y, por eso, más de una vez, le hemos pedido prestados algunos de sus personajes como Malévola, Dracocornio o la Reina Maga. ¡Gracias, Marcos, por dar hermosas pinceladas a nuestra vida!

Para no perderos ni una de sus creaciones, también podeís encontrar a Marcos en Twitter.

a

Gif: Emoxynhagif_by_emoxynha-d54d8tt

vuelve al cuento

 

7 comentarios el “La familia Ciem

  1. De sorpresa en sorpresa, y de las muy gratas, pues lo que hoy nos cuentas es maravilloso. Gracias por partida doble, a tu hermana por ser una excelente contadora de cuentos y a ti por dárnoslos a conocer. ¡Buen tandem!
    Mi enhorabuena y un abrazo muy fuerte para las dos.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      26/07/2016

      🙂 Tuve que insistir mucho para que escribiera un cuento del martes, pero creo que le ha cogido afición y ha recuperado la imaginación de cuando niñas, así que no me extrañaría que repitiera la experiencia 😀 😀 😀 ¡Un abrazo, Isabel!

      Le gusta a 1 persona

  2. magailustra
    26/07/2016

    😀 😀 😀 Gracias por esa reseña, me da mucha alegría. Yo siempre feliz de colaborar con Martes de Cuento

    Le gusta a 1 persona

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: