Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

David y los cangrejos

David y los cangrejos

Texto: Alejandría

A orillas del Nilo, en lo que era el pequeño poblado de pescadores llamado Rakotis, Alejandro Magno  fundó, en 331 aec, la ciudad que tomó su nombre: Alejandría.

Cuentan, que en ella hubo la biblioteca más importante de la antigüedad, con millones de libros custodiados, día y noche, por sabios.

Un día, la gran biblioteca ardió y solo algunos de los guardianes de los libros, los que estaban en posesión de los secretos de la inmortalidad descifrados de misteriosos pergaminos, lograron huir. Durante siglos, se han dedicado a reescribir todas aquellas obras perdidas.

Nosotros hemos dado con una de las guardianas. Se esconde en un blog al que ha llamado “Relatos en Alejandría”  para recordar su procedencia. Aunque otras de las cosas que escribe, las guarda en “Tus relatos

Si queréis conocer más secretos de esta misteriosa guardiana de las palabras, visitadla en su perfil de Facebook , o en su  Twitter  

¡Disfrutad con sus creaciones!

 

Ilustración: Mika Mood

gif_by_emoxynha-d549iz6

vuelve al cuento

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: