Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Oni

hokkaido-289

Los oni (鬼), aunque no tienen un claro equivalente en la cultura occidental, se puede considerar que son demonios, puesto que son seres malignos que habitan en el Jigoku, el equivalente al infierno o mundo de los muertos, aunque algunos también habitan en las montañas.

Hay quien traduce el término oni por ogro —debido a su aspecto—, o por gigante —debido a su altura—.

Se dice que llegaron a la cultura japonesa provenientes de China, de la mano del budismo. En esta religión, era tradición que los sacerdotes llevaran a cabo anualmente ritos para espantarlos.

Los oni son de diversos colores, aunque los más habituales son los 赤 鬼 (Aka-oni, oni rojo);  los 青 鬼 (Ao-oni, oni azul);  y los 黒 鬼 (Kuro-oni,  oni negro).

Suelen tener tres dedos en manos y pies y, algunos, también pueden tener tres ojos. Son de estatura elevada y de su cabeza sobresalen uno o dos cuernos.

La mayoría de ellos van armados con un kanabōun gran garrote, hecho de madera de roble y recubierto de metal desde el extremo superior hasta la mitad. Se trata de un arma muy pesada que usaban los guerreros en el Japón feudal. Llevarlo en la mano, pone de manifiesto la descomunal fuerza de los oni.

También pueden llevar una horca, con la que mantienen a raya y ensartan a los muertos en el Jigoku. Su cometido en ese lugar es conducir las almas a la presencia del rey, Emma-o, gobernante y juez de la muerte, que juzga a los varones, mientras que su hermana se encarga de juzgar a la mujeres.

unnamed

Una leyenda cuenta que aunque su origen es celestial, bajaron a la Tierra conduciendo carromatos para robar las almas a los moribundos. La creencia popular afirma que fueron los oni los que trajeron la maldad y las enfermedades a la Tierra.

Su naturaleza es cruel y lasciva.

En la leyenda de Momotaro —que algún día os contaremos— el diminuto héroe se dedica a liberar a las muchachas que han sido capturadas por los terribles oni.

oni_in_pilgrims_clothing

Aunque, en general, los oni suelen ser malignos, alguna vez es posible dar con algún oni bueno.

*****

Mitología japonesa.

Foto 1: Recorrido por Japón, Hokkaido

Ilustración 1: Mitología

Ilustración 2: Wikimedia

2 comentarios el “Oni

  1. Demonios gigantes enormes y malignos hay en muchas culturas populares. Aunque no tan extensamente conocidos.

    Yo prefiero los mengues, pequeños demonios domésticos que se dedican a esconder las cosas.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      30/01/2017

      🙂 A los mengues también les dedicaremos una entrada, para que estés contento.
      El mal está presente en todas las mitologías, sin él, el bien no luciría tanto 😉
      Un abrazo, ratón.

      Me gusta

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: