Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Hombre caimán

Entre las leyendas colombianas, hay una que cuenta que, hace mucho tiempo, vivió en Plato, Magdalena, un pescador al que le gustaba espiar a las mujeres cuando se bañaban en el río.

Para poder curiosear mejor, le pidió a un brujo una poderosa pócima, que tenía la propiedad mágica de convertir en caimán a aquel que se la tomaba. De este modo, podría nadar en el río sin levantar sospechas. El hechicero le preparó dos brebajes; uno lo convertía en caimán y el otro le devolvía su forma humana.

No había problema para tomar con sus manos el primer frasco y beberlo, pero para tomar el líquido que contenía el segundo frasco necesitaba ayuda, así que le pidió a un amigo que lo acompañara para que, al salir del río bajo la forma de caimán, derramara en su boca unas gotas que lo harían de nuevo hombre.

El amigo aceptó y lo acompañó al río, pero al ver que su compañero se convertía en caimán se asustó tanto, que dejó caer al suelo la botellita que contenía la poción para volver a ser hombre. Al estrellarse el frasco contra el suelo, unas gotas salpicaron al caimán y es, por eso, que terminó siendo un caimán con cabeza y brazos humanos.

Su madre, al enterarse de lo ocurrido,salió en busca del hechicero que había preparado la poción para pedirle que la hiciera de nuevo, pero al llegar a la cabaña la encontró vacía. al preguntar por él, la gente del lugar le dijo que había muerto. La madre, entonces, consultó a otros hechiceros, pero ninguno de ellos supo preparar el brebaje y, cuando finalmente, la mujer murió, su hijo, el hombre caimán, perdió cualquier esperanza de recuperar su forma humana.

Todavía hoy, muchos dicen que, en ocasiones, se sigue apareciendo en el río.

La leyenda del hombre caimán la inmortalizó José María Peñaranda en la canción “Se va el caimán” (versión de “Los Wawancó“)

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: