Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Ganesha

lord-ganesha

Dios hindú con cabeza de elefante.

Una de las leyendas cuenta que Ganesha era hijo de la diosa Parvati, que lo descubrió en su mano cuando, al salir del baño, se secaba las gotas de agua de su cuerpo.

Se lo representa con cabeza de elefante y en las Escrituras hindúes hay distintas versiones para explicar esto.

La historia más admitida cuenta que para celebrar su nacimiento todos los dioses del panteón hindú fueron invitados a llevar sus votos para dar la bienvenida al recién nacido. Todos acudieron al llamamiento excepto Shani, el dios que simboliza las dificultades y los obstáculos, porque no quería influir negativamente sobre el niño. Parvati, la madre del recién nacido, comprendió su ausencia, pero no quería que el niño se viera privado de las dificultades porque son estas, precisamente, las que ayudan al ser humano a crecer y a superarse, así que reclamó su presencia.

Shani, entonces, acudió a la llamada, pero en el mismo instante en el que posó sus ojos sobre el niño, la cabeza del recién nacido se redujo a cenizas. La madre, desesperada, pidió a Vishnú otra cabeza para el pequeño y el dios le entregó la cabeza de Airatava, el elefante de Indra. Desde entonces, el niño tiene cabeza de elefante.

Ganesha es el patrón de las artes y las ciencias y el deva del intelecto y la sabiduría. Se dice, que le falta el colmillo porque lo usó para escribir el Mahabharata, que le iba dictando el sabio Vyasa.

Además, Ganesha también procura riqueza y asegura el éxito en todas las empresas.

En Occidente, se desconoce muchas veces esta historia y se cree, erróneamente, que la figura de cualquier elefante puede proteger el hogar y la familia y traer buena suerte y prosperidad. Por eso, el elefante de la buena suerte adquirió fama y se empezaron a comercializar figuras hechas de los más diversos materiales. Con el tiempo, la leyenda se fue adornando y ya no sirvió cualquier elefante. Para atraer la buena suerte, el elefante tenía que estar en posición de marcha y con la trompa levantada.

*****

Mitología hindú.

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: