Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Cómo tío Conejo les jugo sucio a tía Ballena y a tío Elefante

elephant_vs__whale_1_by_mtykwan

Ilustración: WilsonWJr

Pues señor, allá una vez tío Conejo se fue a cambiar de clima a la orilla del mar.

Un día que andaba dando brincos por la playa se va encontrando con tía Ballena y tío Elefante que estaban en gran conversona (1).

Tío Conejo se escondió entre unos charrales y paró la oreja para ver en qué estaban.

Y en lo que estaban era en que el uno al otro no hallaban donde ponerse:

—Que, tía Ballena, a usté sí que no hay quien le gane en fuerzas y eso de que ya se tomara usté tener las mías, es hablar por el hueso de la nuca (2).

—Que, adió (3) tío Elefante, no me salga con eso. Usté sí que es ñeque. Sí, sí, donde se llora está el muerto…

Y que esto, y que lo otro, y que por aquí y que por allá.

Bueno, para no cansarlos con el cuento, llegaron a convenir en que los dos tenían fuerzas y que lo mejor que podían hacer era unirse para gobernar toda la Tierra.

Pero a tío Conejo no le hicieron naditica de gracia aquellos planes y se puso a pensar: «Pues lo que soy yo, les voy a dar una buena chamarreada (4) a ese par de monumentos, ¡Ay! ¡Y la enredada de pita que les voy a dar!

Y no fue cuento sino que enseguida se puso en funcia (5): se fue a buscar una coyunda muy fuerte, muy fuerte y muy larga, muy larga; después yo no sé de dónde se hizo de un tambor que escondió entre unos matorrales y corrió a buscar a tía Ballena. Por fin dio con ella.

—Tía Ballenita de Dios. ¡Qué a tiempo me la encuentro! ¡Viera qué caballada me ha pasado! ¿Pues no se me metió la única vaquita que tengo entre un barrial como a media legua de aquí?

—No diga esa niño, ¿y eso cómo?

—¡Sepa Judas! El caso es que allí me la tiene en ese atolladero y como es tan poquita, está llora y llora, con el barro hasta el pescuezo. Por vida suyita, tía Ballena, sáqueme de este apuro, usté que es la más fuerte de todos los animales y además tan noble.

Tía Ballena se volvió muy chiquiona (6) al oír estos pericos y al momento se puso a las órdenes de tío Conejo.

¡No faltaba más, sino que se le fuera a ahogar en barro su vaquita, estando ella allí!

—¡Quién otra lo podía hacer! —dijo tío Conejo—. Bien me lo habían dicho, que no la vieran tan grande que hasta que da miedo, pero con un corazón que es un alfeñique! Lo que vamos a hacer es que yo voy a amarrarle una punta de esta coyunda de la cola y la otra voy a ver cómo se la amarro a mi vaquita. Cuando todo esté listo toco en mi tambor. Al oír el redoble, se me pone usté a jalar con toda alma.

—Ni diga más, tío Conejo, no me llamo tía Ballena si no se la saco aunque esté hundida hasta los cachos (7).

De veras, tío Conejo amarró la coyunda de la cola de tía Ballena y después el muy papelero, cogió tierra adentro haciéndose el afanado. Apenas calculó que la otra no lo veía se puso a bailar en una pata y a cantar.

Después se fue a buscar a tío Elefante y cuando lo divisió se hizo el encontradizo:

—¡Ay, tío Elefante, solo Dios pudo habérmelo reparado! ¡Viera en las que ando!

—¿Qué es la cosa hombré? —preguntó tío Elefante.

—¿Pues qué me había de pasar? Qué le parece que tengo una novillita chúcara que se me ha metido entre un barrial a media legua de aquí y no hay modo de sacarla. Allí estoy desde buena mañana sudando la gota gorda y la confisgada (8) cada vez se hunde más. Mire, tío Elefante, usté que es tan fuerte y tan noble, que dicen que nadie le gana, por qué no hace una gracia conmigo y de un tironcillo con su trompa, como quien no quiere la cosa, me la saca.

Tío Elefante le dijo que bueno, que le explicara lo que tenía que hacer.

Tío Conejo contestó:

—Pues nada más que dejarse amarrar el extremo de esta coyunda de su trompa. Enseguida iré yo y con mil y tantos trabajos amarraré mi novillita de la otra punta. Cuando todo esté listo redoblaré en mi tambor y entonces usté se pone a jalar con toda alma porque está muy metida.

—No tengás cuidado y aunque fuera más pesada que mil vacas juntas yo la saco. Si eso es un juguete para mí. Amarrá bien, hombré.

Tío Conejo le requintó bien la coyunda en la trompa y luego se alejó en una pura micada (9) como si fuera muy agradecido.

Así que estuvo a la mitad de la distancia entre los dos, sacó el tambor y se puso a redoblar.

Tía Ballena comenzó a tirar, pero la vaquita no tenía trazas de salir. Tío Elefante jalaba y jalaba y nada.

—¡Demontres con la vaquita para pesar!

—¡Carasta! Si la novillita chúcara pesa más de lo que yo pensaba.

Y siguieron cada uno por su lado a más y mejor.

En una de tantas, como tío Elefante se iba arrollando la coyunda en la trompa, se trajo a tía Ballena a tierra; pero tía Ballena se calentó tanto, que no supo a qué horas se tiró al agua y fue a dar al fondo y ya me tienen al otro patas arriba, corriendo hacia la playa sobre el espinazo.

Del colerón (10) dió tal jalonazo que se volvió a traer a tía Ballena a la superficie.

—¿Quién es el atrevido que está en ese juguete conmigo? ¡Conque esa era la vaquita?

—¿Quién es el tal por cual que no me respeta? ¡Miren la novillita chúcara! —gritó tío Elefante que había hecho a un lado su cachaza y estaba más caliente que un avispero alborotado.

¡En esto se van viendo!

¡Ave María, Gracia Plena! ¡Aquello sí que era contento! ¡Qué bocas y lo que se dijeron!

—¡Yo te contaré, trompudo, labioso, poca pena! ¿No te da vergüenza ver que te cogí la maturranga? ¡Creyó que yo me iba a dejar, como soy una triste mujer, para quedarse gobernando solo!

–¡Callate, vieja bocona! ¡A vos sí que no se te puede creer! ¡Quería salir de mí para quedarse reinando…! ¡Convidándome para que gobernáramos juntos y ya con su tortón entre la jupa!

Y no fue cuento, sino que se pusieron otra vez a tirar de la coyunda cada uno por su lado. Por fin la coyunda no resistió y ¡traca! reventó, y tía Ballena bien acardenalada y con la cola desollada fue a parar a los profundos, y tío Elefante fue a dar por allá, otra vez patas arriba, con la trompa bien luyida. Y Tío Conejo que ya no aguantaba el estómago de tanto reír, escondido entre los charrales.

No hay para qué decir que tío Elefante y tía Ballena quedaron enemigos y se quitaron el habla para siempre. Y cabalmente eso era lo que tío Conejo andaba buscando, para que no volvieran a hacer planes de gobernar ellos dos la Tierra.

FIN

  1. Conversación, charla.
  2. Hablar por hablar.
  3. Indica incredulidad. Podría también expresarse como: «No te creo» «No digas mentiras».
  4. Escarmiento o lección que se da a alguien por medio de la burla.
  5. Ponerse en marcha.
  6. Orgullosa.
  7. Cuernos.
  8. Pícara, bribona
  9. Gesto afectado, grandes aspavientos.
  10. Rabia, enfado.

¿Quién ha escrito y quién ha ilustrado este cuento?

rainbow_pencil_avatar_by_shirokuro_chan

36 comentarios el “Cómo tío Conejo les jugo sucio a tía Ballena y a tío Elefante

  1. Óscar
    20/02/2017

    He aprendido más palabras con este cuento que en el colegio… Pero he cometido la imprudencia de leérselo en directo a mis hijos. Los pobres no se enteraban de nada… Besitos

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      21/02/2017

      😀 😀 😀 😀 ¡¡Me has hecho reír de lo lindo con tu comentario!! Me imaginaba a los niños mirándote con cara de alucinados y pensando: ¡¡¿¿En qué idioma habla mi padre??!! 😀 😀 😀
      No obstante, ya pesar de la dificultad, aprender nuevas palabras siempre es genial.
      Millones de besos, querido Óscar.

      Le gusta a 1 persona

      • Óscar
        22/02/2017

        Tanto fue así que a terminar de leerlo se lo tuve que volver a contar con palabras que entendieran, jejejejeje

        Le gusta a 1 persona

        • Martes de cuento
          22/02/2017

          Pues eso que ganaron ellos 🙂 Más tiempo que su papá les dedicó. ¡Ahora te pedirán cuentos raros! 😀 😀 😀 😀
          ¿Ya les dijiste que tuviste que buscar tú también las palabras en el diccionario y que habíais aprendido juntos? 😉

          Le gusta a 1 persona

  2. Julie Sopetrán
    18/02/2017

    Muy interesante este cuento que nos hace pensar en la astucia y gran estrategia de Conejo. Me ha encantado el uso del diccionario para saber el significado de las palabras, ya moribundas, algunas, otras, todavía activas en nuestros pueblos. Esta semana voy con retraso, el tiempo se apodera de mi. Aquí te dejo la décima dedicada a Don Conejo astuto y muy hábil… Felicidades siempre por tu excelente trabajo de investigación. Besos y mi abrazo fuerte.

    Ni ballena ni elefante
    igualan a Don conejo
    que, ingenioso y sin complejo
    él se siente semejante
    a un dinosaurio brillante
    capaz de salvar al mundo
    de un gobierno verecundo,
    conejo entre los charrales
    nos libró de grandes males
    siendo astuto y foribundo.

    Julie Sopetrán

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      20/02/2017

      🙂 En los pueblos las palabras parece que tienen otra vida. En la ciudad, en cambio, cada vez se habla peor 😉 Será la influencia de las tecnologías, el turismo, la prisa…
      Y ya sabes, mi querida Julie, que en la Isla Imaginada el tiempo se mide con otros relojes. Aquí jamás es tarde ni pronto, cada momento es el mejor y cada visita la más importante. Gracias por pasear a nuestro lado y gracias por tu décima, que me parece genial y nos aporta más vocabulario 😉
      ¡Un abrazo inmenso!

      Le gusta a 1 persona

  3. manejodeldolorblog
    15/02/2017

    Reblogueó esto en Manejo de la viday comentado:
    Conquistar al mundo pero de forma conjunta sin lastimar a nadie…👀

    Le gusta a 1 persona

  4. juanicasco
    14/02/2017

    Jaja…muy ingenioso Jerby!!!! Hoy Nona, nos has obligado a leer despacito y a releer, lo que está muy bien. Me encanta que en los cuentos gane siempre el pequeño. A sí debería ser en la vida real ¡Vivan los pequeños de apariencia y gigantes en ingenio y sabiduría! Feliz semana a todos

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      15/02/2017

      Ciertamente, hoy se necesitaba estar más atento de lo habitual 🙂 palabras, expresiones, giros idiomáticos… Pero, por tu comentario, veo que has sacado la conclusión perfecta.
      Feliz semana y un abrazo muy grande.

      Le gusta a 1 persona

  5. marguimargui
    14/02/2017

    Cada cual en su casa y Dios en la de todos. Que muchas alianzas dan pie a muchas más guerras

    Le gusta a 1 persona

  6. capicuentos
    14/02/2017

    Muy original la forma de redactar y las palabras utilizadas. Me fue de mucha utilidad la sección de “quién escribe” y el pequeño glosario que han incluido al final. Me vino a la mente el refrán: “divide y vencerás”. ¡Un saludo grande para todos!

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      15/02/2017

      Si te digo la verdad, fue todo un reto encontrar alguna de las palabras. Tuve que recurrir a un diccionario de términos específicos de Costa Rica, porque algunas palabras no están recogidas en el DRAE.
      Me alegra que te haya gustado el cuento a pesar de las dificultades añadidas.
      ¡Un gran abrazo!

      Le gusta a 1 persona

      • capicuentos
        15/02/2017

        ¡Qué trabajo! ¡Te felicito!

        Le gusta a 1 persona

        • Martes de cuento
          15/02/2017

          Trabajo hecho con gusto. Aprender y ampliar el contenido de los cuentos es una parte estupenda que siempre depara muchas sorpresas 🙂
          Un abrazo muy grande.

          Me gusta

  7. evavill
    14/02/2017

    Jajajaja, buenísimo, buenísimo. El lenguaje me ha entusiasmado y tío Conejo más listo que el hambre. Podían poner a dos que yo me sé a tirar de la misma cuerda cada uno por un lado.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      14/02/2017

      El lenguaje me dejó alucinada. Descubrí palabras nuevas que no sospechaba ni que existían y debo confesar que hay una que no pude encontrar y de la cual no tengo ni la más remota idea de su verdadero significado. Es posible entenderla en contexto, pero su significado puede ser más de uno. ¿Sabes cuál es? 😂😂😂😂😂😂

      Me gusta

  8. Toni
    14/02/2017

    Hoy he tenido que leer muy atentamente para no perderme nada del cuento 🙂 Siempre el ingenio gana a la fuerza bruta 🙂
    Feliz martes!

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      14/02/2017

      Es un lenguaje difícil 🙂 solo apto para buenos lectores, como tú u como los amigos de los cuentos del martes.
      Millones de abrazos, Toni 😊

      Me gusta

  9. “Más vale maña que fuerza” … no ha estado mal, no, el listillo del conejo, su habilidad para conseguir lo que quería ha quedado patente.

    Me parece muy buena idea que en los cuentos des opción a remitir al significado de las palabras que pueden no conocer o recordar los lectores (trabajo para ti añadido).
    Muchas gracias, ha sido un placer la lectura.

    Un fuerte abrazo y feliz semana.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      14/02/2017

      😀 😀 😀 Un conejo muy listo 😉
      En este caso, remitir al significado de las palabras me pareció muy necesario, puesto que muchas de ellas, al ser americanismos, quedan fuera del alcance de la comprensión del lector europeo. Al menos, he de reconocerlo, del mío.
      En otros cuentos no lo hago, porque siempre dudo de qué palabras pueden ser o no difíciles para el que lee 😉 Por eso opte por poner un enlace directo al DRAE en la columna de la derecha. De este modo, si hay alguna duda, la búsqueda es fácil 😉
      Un abrazo, Isabel.

      Le gusta a 1 persona

  10. El fin de semana pasado, se han celebrado en España sendos congresos de dos partidos políticos conocidos. Me gustaría saber quién ha hecho de tío Conejo… 😀 😀 😀

    Le gusta a 2 personas

    • Martes de cuento
      14/02/2017

      😀 😀 😀 ¡Vaya usté a saber, tío Ratón! Ya sabes que «a río revuelto, ganancia de pescadores» y hay muchos por ahí muy necesitados de «pescar» adeptos 😉

      Me gusta

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: