Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Un bonito sueño

il_fullxfull-1031118432_romx

Ilustración: Claudia Tremblay

Beatriz corrió alegre hacia su madre, llevaba el pelo recogido en dos largas coletas que saltaban al compás de sus movimientos.

—¡Mamá! ¡Mamá!

—Hola, cariño.

—Mamá, mira qué vestido más bonito llevo, es el que me compraste tú.

—Estás muy guapa, hija mía.

—¿Adónde iremos hoy?

—¿Qué te parecería ir a un lugar mágico, donde el sol brilla y el cielo es de un azul claro precioso?

—¡Sí! ¡Vamos mamá!

Beatriz le dio la mano a su madre y juntas avanzaron por un camino cubierto de flores de muchos colores.

Al pasar un río, vieron un bancal de naranjos; los frutos desprendían una suave fragancia que envolvía el aire.

—Mamá, ¿qué sitio es este?

—«El bancal del río». Es del abuelo, pero todos ayudamos para que crezcan las naranjas. Y cuando ya están maduras, las recogemos.

—¿Puedo comerme una?

—¡Claro que sí! Toma.

Beatriz peló la naranja y la mordió. Estaba muy jugosa y el dulce sabor le llenó la boca. Era deliciosa.

Guardaron algunas para el camino y siguieron adelante.

El paisaje se llenó de árboles frutales, de los que pendían limones, manzanas, peras y muchas más frutas de delicioso aspecto.

—Mamá, ¿por qué hay tantos árboles y por qué todo es tan bonito?

—Porque es un lugar mágico. Aquí todo crece libremente y sus habitantes pueden coger todo aquello que deseen, siempre y cuando respeten la naturaleza y no le hagan daño.

—¡Mira mamá!, también hay animalitos. ¿Has visto ese perrito tan bonito que viene hacia nosotras?

—Se llama Pulgarcito; es mi perro. Te gustará jugar con él.

—¿Tú tienes un perro?

—¡Claro!, lo tuve hace tiempo, y ahora nos hemos vuelto a encontrar.

Pulgarcito se acercó retozando, muy contento de verlas. Beatriz lo acarició y los dos se pusieron a jugar. La madre los miraba contenta, sintiéndose dichosa de tenerlos cerca y de disfrutar de aquel momento.

Juntos se dirigieron a un hermoso paraje, en el que había fuentes de aguas cristalinas y en ellas contemplaron cómo nadaban los peces.

Cantarinas cascadas daban frescura y sofocaban el calor del sol. Los animalitos jugaban mientras Pulgarcito corría de un lado a otro, moviendo el rabo sin parar. Todo el mundo era feliz y sonreía contento y alegre.

Realmente, aquel era un lugar mágico, en el que la dicha y la felicidad envolvían cada instante, llenándolo todo de luz.

Justo aquel día, había una feria y Beatriz montó cuantas veces quiso en los caballitos. Comieron algodón de azúcar y caramelos con sabor a macedonia. Todo era muy divertido. Beatriz no se separaba de su madre y en su cara se dibujaba una permanente sonrisa de felicidad.

—Mamá ¿vendremos más veces aquí?

—Cariño, este lugar no es siempre el mismo. Ya te he dicho que es mágico; por eso cada día es diferente.

—¿Cómo de diferente?

—Eso nunca se sabe. Cada mañana, cuando amanece, todo cambia y aparece un lugar nuevo, lleno de nuevos rincones que has de descubrir.

—No lo entiendo. Explícamelo, mamá, ¡por favor!

—Beatriz, todavía no te lo puedo explicar; pero cuando llegue el momento, tú también lo descubrirás. Aunque eso será dentro de mucho, mucho tiempo. Aún te queda un largo camino que recorrer para llegar aquí.

—Pero es que yo quiero quedarme contigo. Te echo mucho de menos.

—Yo también te hecho mucho de menos, por eso te he traído hasta aquí, para compartir este momento especial y diferente. Y aunque no puedas quedarte, recuerda que sigo a tu lado. No olvides que este camino lo empezamos juntas, pero ahora debes seguir adelante tú sola; yo te acompañaré desde aquí.

—Mamá, dame un beso. ¡Pero corre!, dámelo antes de que suene el despertador.

Su madre se acercó con ternura y, abrazándola, la llenó de besos cálidos y dulces.  Esos besos que jamás se olvidan.

—Te quiero mucho, mamá.

—Yo también te quiero mucho, bonita mía. Pero debes marcharte ya, es hora de despertar. Nos veremos en tu próximo sueño.

El despertador sonó, como cada mañana, pero aquel día, Beatriz se despertó envuelta en una sensación de felicidad.

FIN

¿Quién ha escrito y quién ha ilustrado este cuento?

rainbow_pencil_avatar_by_shirokuro_chan

Si quieres, también puedes escuchar “Un bonito sueño” con la voz de Angie Bello Albelda

logoAngie

Santornem’hi Monrelat

109 comentarios el “Un bonito sueño

  1. Óscar
    15/03/2017

    Qué cuento más lindo. Casi lloro y todo. Besitos

    Me gusta

  2. Maribel
    11/11/2016

    Que cuento mas dulce, solté una lagrimilla, ya ves, el otoño me amorriña y me ha recordado a mi madre con la que no pude crecer, que bonito, besss

    Le gusta a 1 persona

  3. Anónimo
    10/11/2016

    Vaya cuento más hermoso por lo que enseña! Me ha gustado mucho sobretodo por el buen sentimiento que queda después de leerlo, tratando de lo que trata. Muchas gracias a la autora.

    Le gusta a 2 personas

    • Martes de cuento
      10/11/2016

      🙂 Nos alegra muchísimo que la sensibilidad de Begoña, su autora, al tratar este tema tan delicado te haya dejado un buen sabor de boca.
      ¡Gracias por comentar! 🙂

      Me gusta

    • BEGOÑA
      15/11/2016

      Gracias a ti por tu comentario, me alegra que te haya gustado. Un saludo

      Le gusta a 1 persona

  4. marguimargui
    04/11/2016

    Tiempo de espera con los besos que me dejaste en la caja de mis sueños.
    Antes era hasta mañana y ahora hasta la noche….
    un beso soñado mi niña Nona

    Le gusta a 2 personas

  5. BEGOÑA
    03/11/2016

    Felicidades a la narradora, lo ha leído con mucho sentimiento. Me ha gustado mucho.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      04/11/2016

      🙂 Nadie mejor que Angie para llenar de sentimiento los cuentos. Una mujer llena hasta arriba de sensibilidad y dulzura.

      Me gusta

    • santornemhimonrelat
      06/11/2016

      Muchisimas gracias Begoña y felicidades a ti por tan entrañable cuento. Ha sido un placer darle voz y el sentimiento nace del amor de quienes somos hijas e hijos de madres extraordinarias.

      Le gusta a 1 persona

  6. BEGOÑA
    03/11/2016

    Muchísimas gracias por vuestros comentarios. Me alegra que os haya gustado mi cuento y poder compartirlo con vosotros. Gracias a Martes de Cuento por publicarlo.
    En el cuento quise transmitir lo que se siente, al despertarte, cuando sueñas con aquellas personas que ya no están contigo. Por un lado está la tristeza de que no la vas a ver y por el otro la felicidad de saber que puedes encontrarte otra vez con ellas. Por eso siguen viviendo en nosotros, mientras no las olvidemos nos acompañarán y vivirán en nuestros recuerdos.
    Mi madre sigue siendo mi mejor amiga, la persona que más quiero y la mejor madre que se pueda tener. Saber que la puedo ver en mis sueños me ayuda y es muy bonito.
    Un saludo a todos

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      04/11/2016

      🙂 Ha sido un placer tenerte en Isla Imaginada y compartir contigo momentos de recuerdos y emociones 🙂 Gracias a este cuento, tu madre vivirá de nuevo cada vez que alguien lo cuente y alguien lo escuche 🙂

      Le gusta a 1 persona

  7. lagataalmohada
    03/11/2016

    Me ha encantado la lectura en voz alta del cuento… Escucharlo es estupendo (((: Se lo puedes poner a u niño antes de dormir que la voz resulta completamente familiar. ¡Felicidades por el cuento!

    Le gusta a 2 personas

    • Martes de cuento
      04/11/2016

      Angie i Frederick, aunque este último ni se ve ni se oye en estas grabaciones porque es la parte técnica, trabajan en la radio y nadie mejor que ellos para dar voz a los cuentos del martes 🙂

      Me gusta

    • santornemhimonrelat
      06/11/2016

      Muchas gracias de corazón, comentarios cómo los tuyos hacen que queramos continuar con más ganas si cabe de dar voz a los maravillosos cuentos de Martes de Cuento.

      Le gusta a 1 persona

  8. María
    03/11/2016

    ¡Qué maravilla poder soñar con aquellos que, de momento, no están a nuestro lado!
    Muy bonito, triste y enternecedor cuento, Martes. Se me han llenado los ojos de lágrimas.
    Un abrazo muy, muy grande.

    Le gusta a 2 personas

    • Martes de cuento
      03/11/2016

      Es verdad que es un cuento un poco triste pero, a la vez, está lleno de paz. Me alegro de que te haya gustado, María. ¡Un abrazo inmenso también para ti, amiga! 🙂

      Le gusta a 1 persona

  9. evavill
    02/11/2016

    Es un cuento muy tierno y bonito pero da un poco de pena. De todas formas, qué maravilla es poder soñar y construir mundos paralelos por los que transitar al margen del real.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      02/11/2016

      ¿Qué seríamos los escritores sin esos mundo paralelos? Más aún, ¿qué seríamos las personas sin ellos?
      La tristeza es parte integrante de la vida y, aunque nos duela, siempre nos acompaña.

      Me gusta

  10. A. Losa
    02/11/2016

    Conmovedor y, al tiempo, muy real ¿Quién no ha soñado con un ser querido que ya no está y se ha levantado con una sonrisa? Precioso.

    Le gusta a 2 personas

    • Martes de cuento
      02/11/2016

      Así es Aurora, has descrito el cuento a la perfección: conmovedor y real.
      Al leerlo, pensé que Begoña trataba el tema de la muerte con una suavidad y calma envidiables y me hizo recordar las veces que he soñado con las personas queridas que ya no están cerca.

      Le gusta a 1 persona

  11. Realmente mágico y muy bello. Ha sido un placer su lectura.
    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  12. christianmolinacom
    01/11/2016

    Es una maravilla!! Sin más palabras!

    Le gusta a 1 persona

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 01/11/2016 por en Cuento amigo y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: