Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Historias con sentido. “Cuento con los ojos cerrados”

Dedicamos este cuento a todos aquellas personas que no pueden ver los colores con los ojos del cuerpo, pero que sí pueden verlos, sentirlos e imaginarlos con otros “ojos”. Porque como dijo una vez un habitante de Isla Imaginada, un zorro muy sabio: “no se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos”.

Hola, soy Noah, no veo los colores, pero los siento.

Aunque no puedo ver, mi oído, mi olfato, mi tacto y mi gusto son capaces de dibujar en mi mente un universo lleno de sensaciones.

Si lo quieres conocer, déjate llevar. No tengas miedo, yo te guiaré. Quiero que veas los colores tal y como yo los veo: sintiéndolos en tu interior.

Escúchalos…

Huélelos…

Tócalos…

Saboréalos…

Pero sobre todo…

¡Imagínalos y siéntelos!

¿Te atreves?

¿Sí?

Pues, ¡empecemos!

a

1) Este color pincha suavemente.

Al mojarse con la lluvia, estalla en tu nariz con mil aromas.

Es un color mullido y cómodo, al que le encanta hacer cosquillas. Sobre todo, en la planta de los pies cuando lo pisamos descalzos.

Cuando lo acaricio, perfuma mis manos.

La risa tiene este color, porque es el color de la alegría.

También lo oigo en el ruido que hace el viento entre los árboles.

Cuando tomo un refresco y me hormiguea la nariz, también siento este color.

Si lo muerdo, sabe a menta.

2) Este color quema.

Es el color que, desde la barriga, me sube a la cara cuando siento vergüenza.

También es el color que me recorre todo el cuerpo cuando me enfado mucho; y si me lleno por completo de él, sale de dentro dando gritos, porque este es el color de la ira.

Si me acerco al fuego, lo siento en la piel.

Es el color del estrépito de la ciudad, y el del calor que desprenden el pavimento caliente o los coches cuando pasan muy cerca de mí.

La gasolina huele a este color.

Cuando enfermo y me sube la fiebre, me lleno de él.

Y si me lo pongo en la boca, pica como las guindillas.

3) Este color moja.

Me salpica la cara con gotitas de agua que vuelan en el viento cuando estoy frente al mar.

Es el color de las noches frescas de verano.

Huele a sal, a playa y a pescado.

Si lo muerdo, sabe a anís.

Al tocarlo, es liso y está un poco frío, pero no es desagradable.

Es el color de la superficie de los espejos.

La felicidad es de este color.

También lo es el ruido que hace el cristal cuando brindamos con nuestras copas.

4) Este color sonríe.

Es el color de los domingos por la mañana con sol.

Huele a sábanas recién lavadas y a bebé dormido.

Huele a canela y a flan de vainilla.

Los abrazos son de este color, porque es un color muy blando.

Cuando hay mucha paz, el silencio se llena de este color. En las montañas muy altas podemos oírlo.

Es el color de la tranquilidad. De las siestas en tardes de verano bajo un pino.

El agua fresca de las fuentes sabe a este color, y también el pan recién horneado.

Es el color de los besos de mamá y el de mi cabeza sobre la almohada justo antes de dormirme.

También es el color del ronroneo de mi gato cuando lo acaricio.

5) Este color es serio.

Nunca se ríe.

Es un aire cálido y espeso que te sopla en la cara y te ahoga con su calor.

La arena seca que se escurre entre los dedos tiene este color.

La sed es de este color. También los granos de sal sobre la lengua.

Su superficie es plana, pero áspera y polvorienta.

Cuando estás muy cansado, sientes que todo tu cuerpo se va llenando de él. Es como andar bajo el sol en pleno verano.

La tristeza tiene este color.

Si muerdes un limón, te llenarás de él.

6) Este color es monótono.

Las cosas que pesan mucho, son de este color.

También lo es el ruido que hacen los trenes cuando salen de la estación y una pelota golpeando continuamente sobre una pared.

Es el tic, tic, tic de los dedos sobre el teclado. El tic-tac de un gran reloj en una sala vacía. El toc, toc, toc de los tacones sobre las baldosas.

El sabor de la comida, cuando no tienes hambre y te obligan a comer, es de este color.

Es el color del aburrimiento y de la desgana.

El del aceite resbalando sobre las manos.

Es el color de las cosas espesas. El del barro cuando lo pisas y el de la masa de un pastel entre los dedos.

También el de las cosas densas; como ese silencio incómodo que no se llena con ninguna palabra.

El olor del asfalto hirviendo es de este color.

Así son mis colores. Esos colores que nos rodean. Los que tú solo ves con los ojos y yo siento.

Seguro que ahora me comprendes un poco mejor y has entendido que no somos tan distintos; la única diferencia es que tú ves con los ojos y yo veo con el corazón.

Y ahora comprueba si mis colores se parecen a los tuyos.
  1. Este color pincha suavemente… ¡verde!
  2. Este color quema… ¡rojo!
  3. Este color moja… ¡azul!
  4. Este color sonríe… ¡blanco!
  5. Este color es serio… ¡amarillo!
  6. Este color es monótono… ¡negro!

FIN

¿Quién ha escrito y quién ha ilustrado este cuento?

rainbow_pencil_avatar_by_shirokuro_chan

shirokuro-chan

Si quieres, también puedes escuchar “Cuento con los ojos cerrados” con la voz de Angie Bello Albelda

logoAngie

Santornem’hi Monrelat

91 comentarios el “Historias con sentido. “Cuento con los ojos cerrados”

  1. Pingback: La narración, la lectura y los sentidos | Lapizázulix, la galaxia del cuento

  2. María
    31/01/2016

    Me ha gustado esta experiencia. Martes! Sentir los colores es como experimentar las emociones de una forma muy intensa.
    Gracias porque cada vez que os leo, siento una nueva sensación.
    Muchísimos besetes desde mi regreso isleño.

    Le gusta a 1 persona

  3. Angie Bello
    30/01/2016

    Gracias Martes por acompañarme a abrir los sentidos con sentido e inteligente imaginación 😉

    Le gusta a 1 persona

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26/01/2016 por en Cuento de Martes de cuento y etiquetada con , , , , , , , , , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: