Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

El cazador y el pájaro

5489033222_e4a1d8b142_o

Ilustración: Claudia Bordin

 

Un día, un cazador cazó un pájaro. De repente, el pájaro habló y le dijo al cazador:

—Si me liberas, te daré tres sabios consejos.

El cazador contestó:

—¡Soy un cazador! Yo cazo pájaros, no los libero.

El pájaro insistió:

—Te convendría liberarme. Si me dejas libre, te daré tres consejos que te ayudarán a lo largo de tu vida.

El cazador preguntó:

—¿Y por qué motivo debería creerte?

—Para empezar, ¿no te parece asombroso que siendo un pájaro pueda hablar como un humano?

—Mmmmm, ¡eso es cierto! Está bien, pero si quieres que te libere, te pondré una condición.

—¿Qué condición?

—Antes de soltarte, quiero escuchar tus consejos. Después decidiré si vale o no la pena liberarte.

—¡Muy bien! —dijo el pájaro—. Primero: si decides hacer algo, nunca debes arrepentirte de la decisión que has tomado. Segundo: si te cuentan cosas absurdas, no debes caer en la tentación de creer en ellas.  Y tercero: nunca, pero nunca,  trates de alcanzar aquello que no está a tu alcance.

—Es muy hermoso todo lo que me has dicho.

—¿Y bien? —preguntó el pájaro.

—Tus consejos son, en verdad, muy sabios. -dijo el cazador- y diciendo esto, abrió las manos y dejó al pájaro en libertad.

Una vez libre,  el ave voló a lo más alto de un alto ciprés y, desde allí, habló así al cazador:

—¿Y tú te llamas a ti mismo cazador? Lo que tú eres, en realidad, es un tonto y un crédulo. ¿Cómo has podido creerte mis tonterías? Para que lo sepas, mi estómago está repleto de diamantes y esmeraldas, ¡y tú me has liberado!

—¿¿¡¡Cómo!!??

Exclamó enfurecido el airado cazador, y empezó a trepar rápidamente por el alto tronco del árbol.

De pronto, una de las ramas se partió  y el cazador se dio un tremendo golpe contra el duro suelo.

—¡Ay, ay, ay! —gritaba mientras se retorcía de dolor.

—¡Qué crédulo eres! —gritó el pájaro desde la copa del árbol—. Ni durante un minuto has comprendido mis consejos. Te dije que no debías lamentar tus decisiones y enseguida lamentaste haberme liberado. Te dije que no creyeras en cosas absurdas y tú has creído que en mi diminuto estómago hay esmeraldas y diamantes.  Y, finalmente, te aconsejé que no intentaras alcanzar aquello que está fuera de tu alcance y tú te has empeñado en trepar a este alto ciprés.

El pájaro miró al cazador, extendió sus alas y se alejó de allí volando.

—¡Ah! —suspiró el cazador mientras miraba cómo se alejaba.

Por fin había comprendido los tres sabios consejos que le había dado el pájaro.

FIN

¿Quién ha escrito y quién ha ilustrado este cuento?

rainbow_pencil_avatar_by_shirokuro_chan

shirokuro-chan

Si quieres, también puedes escuchar “El cazador y el pájaro” con la voz de Angie Bello Albelda

 logoAngie

Santornem’hi Monrelat

21 comentarios el “El cazador y el pájaro

  1. Pilar Albelda
    03/02/2015

    Me encanta el cuento, o fábula. Te hace reflexionar, y es cierto que no hay que arrepentirse de lo que uno hace, nos sirve para aprender.felicidades.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      03/02/2015

      Gracias por tu comentario, Pilar. Nos alegra que te haya gustado el cuento 🙂
      A nosotros también nos gustó mucho y enseguida le pedimos a su autor permiso para traerlo a nuestro rinconcito.
      ¡Un abrazo bien grande!

      Me gusta

  2. María
    28/11/2014

    Buenos comentarios y la verdad es que disfruto muchísimo de vuestros cuentos cada semana pero éste no acaba de engancharme, lo siento. No estoy de acuerdo con ese consejo de que sí decides algo, no te arrepientas de ello. ¿Y sí es una mala decisión? Al menos reflexionar sobre lo hecho para aprender. Los otros dos consejos son muy lógico y buenos. Igualmente un placer leeros. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      28/11/2014

      María, nos encanta que disientas, porque eso quiere decir que la literatura está viva en cada lector y que el mensaje es múltiple.
      Estamos de acuerdo contigo en aquello de que “Rectificar es cosa de sabios”, pero creemos que en este caso el autor, Yehuda Atzaba, se refiere más bien a aquellas decisiones que no tienen marcha atrás y de las que es inútil arrepentirse. Esta bien reflexionar sobre lo ocurrido, pero no es bueno quedarse anclado lamentando el error, sino que se debe superar y seguir adelante.
      ¡Un abrazo!, y gracias por hacernos pensar en las cosas desde otro ángulo.

      Me gusta

  3. Mónica Sz M.
    28/11/2014

    Buenisimo y además ahora entiendo eso de “Me lo dijo un pajarito..”

    Le gusta a 1 persona

  4. María
    26/11/2014

    Si es que nunca hay despreciar ningún consejo. Aunque sea de un pajarito.
    Me encantan estos martes de cuento.
    Un abrazo…

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      26/11/2014

      🙂 Cierto, María, al menos primero se deben escuchar los consejos, aunque luego no se sigan. A nosotros nos encantan tus visitas. ¡Un abrazo también para ti!

      Le gusta a 1 persona

  5. juani casco
    26/11/2014

    Las apariencias engañan, a menudo el que parece más fuerte y listo es en realidad el más débil e ignorante. En el cuento el pequeño parajito resulta ser el más listo de los dos. Bien por él !!!. Feliz semana!!!

    Le gusta a 1 persona

  6. rukadecolores
    25/11/2014

    Un pajarito con tres regalos muy sabios XD
    Saludicos de martes

    Le gusta a 1 persona

  7. Cuentos para peques
    25/11/2014

    ¡Muy buena moraleja la de este cuento! Lo que le ocurre al cazador nos pasa a muchas personas, tenemos que equivocarnos para escarmentar y aprender de nuestros errores.

    ¡Un beso!

    Le gusta a 1 persona

  8. Toni
    25/11/2014

    3 verdades incuestionables contadas de manera magistral.

    Le gusta a 1 persona

    • Martes de cuento
      25/11/2014

      A nosotros también nos encantó el cuento cuando lo leímos, por eso quisimos traducirlo para vosotros. ¡Un abrazo, Toni! Nos alegramos de que hayas disfrutado con la lectura.

      Me gusta

  9. Marisa Alonso
    25/11/2014

    Al fin aprendió la lección!! Me ha gustado. La ilustración de Claudia muy chula.
    Un abrazo Martes de cuento.
    Feliz día.

    Le gusta a 1 persona

  10. Loretta Maio
    25/11/2014

    Qué cuento más bonito y qué bella ilustración 🙂

    Le gusta a 1 persona

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 25/11/2014 por en Cuento contemporáneo y etiquetada con , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: