Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

La cigüeña novata

BEBE-PAG 8

Ilustración: Mónica Carretero

En las afueras de la gran ciudad se encuentra un almacén llamado «El Nido», donde cada día se reciben cientos de mensajes, cartas e incluso e-mails de papás que desean recibir un bebé de la cigüeña.

Os podéis imaginar cómo es de importante el trabajo de las cigüeñas que trabajan allí. Hay que tener mucho cuidado y escoger a los papás adecuados para cada bebé. ¡Es mucha responsabilidad!

Hacía pocos días que se había incorporado al trabajo una cigüeña jovencita y muy espabilada, pero a la vez despistada y un poco atolondrada, a la que sus compañeras de trabajo, por ser la última en llegar, apodaron “novata”.

Su función era el control de calidad. A saber, revisar a los bebés antes de salir de viaje y aplicarse para que lucieran bien guapos, peinados y preciosos para que sus papás los recibieran muy contentos.

Tras unas semanas en su trabajo, ocurrió que una epidemia de gripe dejó a algunas cigüeñas tan malitas que no pudieron ir a trabajar. Entre ellas se encontraba la encargada de asignar los bebés a nuevos papás.

La jefa de las cigüeñas preguntó quién quería ocupar su puesto y nuestra amiga novata enseguida se ofreció:

—Yo lo haré muy bien señora Cigüeña jefa -le dijo- Me he fijado mucho y sé cómo hacerlo.

Así, que desesperada porque había muchos encargos de entrega pendientes, la jefa confió en ella y le dio el trabajo.

Ocurrió que nuestra protagonista, la cigüeña novata, iba tan contenta por los pasillos del almacén con el montón de carpetas de pedidos en la mano, que tropezó y cayó al suelo. Ya os podéis imaginar lo que pasó.Todos los expedientes se mezclaron y a pesar de que ella intentó arreglarlo lo mejor que pudo, fue tan grande el lío que se organizó que empezaron a salir los pedidos  al revés.

Los papás que recibían a los nuevos bebés se quedaban asombrados. Papás morenos recibían niños rubios como el sol, los rubios y altos los recibían morenos y pequeñitos. Niños chinos fueron enviados a África y bebés esquimales a Sudamérica.

Cuando la jefa de las cigüeñas,que no se fiaba mucho, repasó los envíos ¡Ay, ay, ay!, se llevó un susto monumental al ver lo que había pasado.

Hizo llamar a su despacho a la novata y la regañó muy enfadada. La cigüeñitaestaba muy apenada pero por dentro pensaba: “Pues un bebé es un bebé. No creo que tenga tanta importancia el que te toque”. Pero su jefa, claro está, no pensaba lo mismo.

—¡¡Esto hay que arreglarlo!! —ordenó muy enfadada la cigüeña jefa—. Ahora mismo mandamos aviso a todos los papás afectados y procederemos a cambiar los bebés y a dar a cada uno el que le corresponde.

¿Y qué pasó? Pues enseguida empezaron a salir las cigüeñas transportistas con el encargo de recoger a los bebés equivocados.

A las pocas horas, fueron regresando todas con su hatillo vacío en el pico.

—¡Pero no puede ser! —decía la jefa ojiplática.

Las cigüeñas transportistas explicaron que ningún papá ni mamá quiso devolver el bebé que llevaban algunos días cuidando. No les importaba lo diferentes que pudieran ser de ellos. Los habían amado desde el momento que les vieron las caritas. Los cuidaron si enfermaron, los alimentaron, los acunaron, los presentaron orgullosos a sus familias y amigos y querían estar por siempre con ellos.

La cigüeña novata sonrió:

—Ya lo pensé yo. ¡Un bebé es un bebé!

A pesar de que todo, el enredo acabó bien, a nuestra amiga la devolvieron a su puesto inicial y prometió no moverse de allí nunca más. O eso fue lo que dijo…

Yo no me fío mucho. Así que, si alguna vez veis un bebé muy diferente de sus papás, empezad a sospechar de la cigüeña novata.

FIN

¿Quién ha escrito y quién ha ilustrado este cuento?

rainbow_pencil_avatar_by_shirokuro_chan

12 comentarios el “La cigüeña novata

  1. Onofre Castells
    10/04/2014

    Me parece que la cigüeña novata sigue a lo suyo, porque cada vez es más habitual lo del hijo totalmente diferente a los padres 😉 Creo que la cigüeña en cuestión ya no es novata, sino experimentada en extremo, y que sabe muy bien que lo que importa no es lo superficial sino algo que va más allá del tamaño, el color y la forma. Por otro lado: ¿qué es “ojiplática”? … Todavía no lo tengo claro :-p

    Me gusta

    • 😀 😀 Seguramente que tienes razón y nuestra amiga cigüeña cada día va más a su bola.
      La verdad es que mejor para tantos y tantos niños que no tienen hogar y mejor también para muchas parejas que están llenas de amor que ofrecer. Ojalá fuera más fácil.
      Lo de ojiplática, hemos de confesar que, aunque teníamos claro qué significaba, no estábamos tampoco muy seguros de que este término usado por Juani, la autora, fuera muy normal (yo debo admitir que jamás lo había oído o leído antes) así que, cuando recibimos el cuento, estuvimos investigando y encontramos este enlace http://www.fundeu.es/consulta/ojiplatico-2558/ que nos animó a respetar la simpática palabra y, desde ese momento, la hemos incorporado a nuestro léxico. Te animamos a que hagas lo mismo. 😉

      Me gusta

      • Onofre Castells
        11/04/2014

        Bueno, no sé si utilizarla sin que esté reconocida en la RAE… :-p … en todo caso, si la uso en algún momento la pondré en cursiva o entrecomillado, para que no se enfaden los académicos de turno. Muchas gracias por la información 😉

        Me gusta

  2. jomabastos
    09/04/2014

    Fábula da Fábula – Miguel Torga

    A cigarra e a formiga – La Fontaine

    Era uma vez
    uma fábula famosa,
    Alimentícia
    E moralizadora,
    Que, em verso e prosa,
    Toda a gente
    Inteligente
    Prudente
    E sabedora
    Repetia
    Aos filhos,
    Aos netos
    E aos bisnetos.
    À base duns insectos
    De que não vale a pena fixar o nome,
    A fábula garantia
    Que quem cantava
    Morria
    De fome.
    E, realmente…
    Simplesmente,
    Enquanto a fábula contava,
    Um demónio secreto segredava
    Ao ouvido secreto
    De cada criatura
    Que quem não cantava
    Morria de fartura.

    Miguel Torga
    Diário VIII,1956

    Me gusta

    • ¡Me encanta la lectura que hace Miguel Torga de la fábula! 🙂 Como yo soy un poco cigarra, siempre pensé que sin personas que embellecieran un poco el mundo la vida podía ser muy triste y siempre me pareció más simpática la cigarra que la hormiga.
      Es posible que dentro de un tiempo haga una entrada en el blog con esta fábula, así que guardo bien el poema para entonces.
      Muchas gracias por estas preciosas poesías que nos regalas.
      ¡Un abrazo muy grande!

      Me gusta

      • jomabastos
        09/04/2014

        Gracias por tus palabras!
        Me gusta leer, leer todo. Leer el periódico, leer un cuento, leer poesía… me gusta dedicar parte de mi tiempo libre leyendo.
        Salud y felicidad para ti!

        Me gusta

  3. jomabastos
    09/04/2014

    Hola!

    Muy interesante! Ahora lo sé! Si veo a un niño de una raza o color diferente en una comunidad o familia, siempre voy a sospechar de la cigüeña novata!

    Un fuerte abrazo para ti!

    Me gusta

    • ¡Hola, amigo! 🙂 Estamos muy contentos de tenerte aquí.
      ¡Exacto! El gran misterio ha sido, por fin, desvelado, pero lo mejor del caso es saber que hay personas a las que no les importa en absoluto el aspecto físico para entregar, sin esperar nada a cambio, su cariño. Cualquier bebé estaría contento de ser entregado a una familia amorosa.

      Me gusta

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 08/04/2014 por en Cuento amigo y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: