Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Barni, la rana, aprende a nadar

frog_by_chicho21net

Ilustración: Chicho

Barni, la rana, vivía en una granja junto a sus amigos: una vaca, un cerdo y seis gallinas. A Barni le encantaba vivir en la granja.

Barni, la rana, sabía saltar muy alto. Sabía saltar sobre el depósito de agua del jardín, e incluso más arriba, para atrapar una jugosa y sabrosa mosca. Pero aún saltaba más alto cuando el cerdito intentaba darle un beso.

Barni, la rana, sabía cantar muy bien. Cantaba como una sirena…¡de bomberos! o como una alarma. Su canto asustaba hasta a los perros más valientes.

Pero Barni era una rana rara. No era como las demás ranas. A ella no le gustaba la lluvia. No se acercaba al estanque ni al lago. ¡No sabía nadar!

Cuando empezaba a llover, Barni, la rana, buscaba siempre un lugar para esconderse.

Una vez que llovía mucho, intentó refugiarse en un desagüe. Pero el chorro de agua de la cañería, la arrastró hasta un estanque que estaba fuera de la granja. Cayó en el interior del estanque y se hundió como una piedra. Se quedó allí abajo sola y asustada. Tenía miedo de ahogarse.

De repente, vio una gran mosca arriba, sobre la superficie del agua. Sin pensarlo mucho saltó, la atrapó y se la tragó.

Entonces sintió que flotaba dentro del agua. Empezó a dar patadas con los pies y descubrió que nadaba muy bien.

Nadó al lado de un sapo y le dijo que estaba muy contenta.

Nadó al lado de pequeños pececillos y les dijo «¡Hola!».

Le preguntó a una vieja rana que por qué no se ahogaba. «Porque las ranas no se ahogan», le dijo, «Nadan en el agua».

Barni, la rana, se sentó sobre la hoja de un lirio. La lluvia empezó a caer desde el cielo. Pero Barni, la rana, estaba contenta.

FIN

¿Quién ha escrito y quién ha ilustrado este cuento?

rainbow_pencil_avatar_by_shirokuro_chan

shirokuro-chan

3 comentarios el “Barni, la rana, aprende a nadar

  1. Artesana de Cuentos
    08/11/2013

    ¡Sensacional cuento! Directo al corazón y una clara demostración de que “querer es poder”. Gracias por compartirlo.

    Saludos.

    Me gusta

  2. Pingback: Barni, la rana aprende a nadar | infodespacho

Nos encanta que nos cuentes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 05/11/2013 por en Cuento contemporáneo y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: